RZR XP® 1000 EPS

19 826,45 €

Nuevo producto

Motor ProStar HO 999

64'' de Anchura

Recorrido útil de suspensión 406mm / 457mm

*Consultar homologaciones disponibles

**Precio varía según homologación

Más detalles

Ficha técnica

Tipo motor 4 tiempos DOHC
Cilindrada 999 cc bicilíndrico
Alimentación Inyección electrónica de gasolina
Transmisión Variador ; P/R/N/L/H ;
Modo de Transmisión Tracción integral 4x4/2x4/
Refrigeración Líquida
Dirección Electrónica Asistida (EPS)
Sistema de Freno Motor (EBS) -
Control de Descenso Activo (ADC) -
Suspensión Delantera Doble trapecio en forma de A con amortiguadores Walker Evans con recorrido de 406 mm
Suspensión Trasera Completamente independiente, con trapecio tirado y amortiguadores Walker Evans con recorrido 457 mm.
Frenos Traseros / Delanteros Frenos de disco hidráulicos a las 4 ruedas con pinzas de doble pistón
Freno de Estacionamiento Freno de estacionamiento en la transmisión
Neumáticos Delanteros 29 x 9-14; MAXXIS BIGHORN
Neumáticos Traseros 29 x 11-14; MAXXIS BIGHORN
Llantas Aluminio
Longitud / Anchura / Altura de la caja 72 x 57 x 17.8 cm
Capacidad Baúl Delantero/ Trasero o Caja 136 kg
Capacidad de combustible 36 L
Altura libre al suelo 343 mm
Longitud / Anchura / Altura 302.2 x 162.6 x 187.3 cm
Distancia entre ejes 228.6 cm
Peso en vacío 652 kg
Sistema accesorios Lock & Ride
Instrumentación Simple dial analógico, pantalla LCD 2", Indicador de velocidad, horas de uso, etc.

Más

LA EXPERIENCIA OFF-ROAD EXTREMA DEFINITIVA

Enfréntate a terrenos desafiantes con un vehículo que ha definido la categoría en todos los sentidos. El RZR XP 1000 está diseñado para un rendimiento inquebrantable con una combinación ideal de potencia, suspensión y agilidad en un chasis perfectamente equilibrado que proporciona lo último en confianza y control.

PENSADO PARA CUALQUIER TERRENO

La musculosa postura del RZR XP 1000 pone a todo tipo de terreno en alerta mientras conquistas caminos mas difíciles en un vehículo que funciona tan bien como parece. Los instrumentos digitales premium internos mantienen a piloto y máquina afinados.